12 de junio de 2012

Como hacer un títere de gomaespuma

He encontrado este video de un curso impartido por la Universidad de Cádiz, a cargo de producciones  mononoke, donde explica como construir un títere con gomaespuma, cola de contacto y colores al agua. Son titeres complejos, de modo que les enlazo al vídeo al final del post, pero primero les doy algunas ideas fáciles para ir empezando.

Y he encontrado esta explicación en la web titerenet

Lo primero que necesitamos es una plancha de gomaespuma blanca de un centímetro de grosor y cartulina, y una manga de lana o un calcetín de adulto.


Lo segundo es saber cómo va a ser el títere y los movimientos que queremos que haga.

Por ello, lo primero es dibujar el títere, eso nos ayudara a pensar en el patrón. Recuerden que  los elementos de expresión más importantes son la cabeza (con la cara) y si no tenemos miedo a complicarnos, las manos... esos son los elementos que harán que nuestro títere aparente estar vivo.



Lo más usado para el diseño en general son las figuras geométricas: círculos, óvalos, triángulos. Depende la elección de cada una de ellas del gusto de cada uno, y de las funciones y carácter del personaje. Perfilaremos el patrón en la goma espuma con un rotulador de algún color claro. Dejando un margen para el pegado.

Modelo 1, el más fácil



El siguiente paso para la goma espuma es pegar las diferentes piezas con una cola de contacto de buena calidad. En cuanto a los rasgos, existen dos técnicas básicas. La primera, y más sencilla, consiste en crear las piezas aparte (nariz, ojos, etc.) y luego pegarlas a la cabeza en sus lugares respectivos, siguiendo siempre el esquema del diseño.





Modelo 2 fácil pero un poquito menos.















En la segunda (que recomiendo sólo realizarla cuando se hayan realizado varios “rostros simples”) se termina el rostro igual, se pegan las piezas, pero luego, para tapar las uniones entre piezas, se cogerá una plancha de goma espuma de 0.5 cm y se irá pegando encima del rostro básico, colocando dicha plancha a modo de “piel”, siguiendo los rasgos pegados y tapando así todas las marcas de pegamento. Es una labor complicada y que exige cierto conocimiento del comportamiento de la goma espuma y el pegamento, ya que por un lado es en realidad con ésta “piel” con la que se crean los rasgos definitivos del rostro de la marioneta, y por otro, debemos cuidar el dejar cierta holgura con la goma espuma, para que no nos produzca resistencia al manipular luego el títere.