5 de junio de 2012

Disco volador (ringo)

Ha llegado la primavera y lo que más apetece es salir a jugar fuera. Los parques, el campo, las calles despejadas nos están esperando.

Nuestra propuesta para esta semana es fabricar un disco volador.



Podemos hacerlo con material reciclado o de deshecho, como cartones, bolsas y periódicos. También vamos a necesitar tijeras, cinta islante y celo.


Para hacer tu ringo volador sólo tienes que buscar dos elementos que son fundamentales para realizar el juguete. Cartón y envoltorio de burbujas, del que encontramos en el embalaje de algunos muebles o electrodomésticos.

Como es lógico, para dibujar y recortar en el cartón necesitaremos disponer de un lápiz y tijeras o cúter. Para marcar círculos en el cartón podemos utilizar cualquier objeto que sea redondo o un compas, podemos usar un plato de plástico o un bol o lo que se nos ocurra. Un sistema muy sencillo para decorar el ringo es utilizar cinta aislante de diferentes colores.

Pasos a seguir...

1º - Necesitamos dos cuadrados de cartón, de unas medidas aproximadas de 40 x 40 cm.

2º - Dibujamos dos círculo concentricos en cada cartón, que deben ser iguales en ambos casos. Una vez marcado  recortamos.

3º - Tomamos el plástico de embalaje y cortamos muchas tiras.

4º - Unimos los dos aros y lo envolvemos con las tiras de plástico. Con cuidado para que no se suelten o escapen, las sujetamos con celo.

5º - Una vez envuelto por completo, lo cubrimos con cinta aislante de diferentes colores. Al pegar la cinta, debes procurar que quede  muy tensa. Podemos ir cambiando de colores para que el Ringo quede decorado a nuestro gusto.

Algunos ejemplos de juegos con el ringo:

- Pases por parejas ... Giro de muñeca y saque de sable o águila roja
- Un paso para atrás y un paso para adelante. Pases por parejas, si le cojo damos un paso para atrás, si no lo cojo, paso adelante
- Uno en medio. Dos se la pasan y uno intenta arrebatar el pase.
- Lanzamientos cooperativos. Intentar meter entre todos los discos en una portería.
- Con equipos, unos se pasan el disco, los otros se lo intenta arrebatar, como si se tratar de una pelota, pero que siempre debe estar volando.