19 de noviembre de 2013

Derecho a Aprender: educación de calidad, educación transformadora

Cerca de 250 millones de niños y niñas en edad de cursar educación primaria no saben leer, escribir, o hacer operaciones matemáticas básicas; bien porque no tienen acceso a la educación primaria (es el caso de 57 millones de niños y de niñas), bien porque la abandonan tempranamente o, porque la calidad es tan deficiente que no adquieren los aprendizajes básicos que les permitirán desenvolverse en la vida.

Esta es una de las cifras reflejadas en el informe 'Derecho a Aprender: educación de calidad, educación transformadora' elaborado por Entreculturas y la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID), que ha sido presentado hoy en el Centro Cultural Conde Duque de Madrid.

Dicho estudio aborda de manera integral el concepto de educación de calidad, "entendiendo que la educación debe asegurar la adquisición de las habilidades básicas para la vida, debe permitirte aprender, debe ser equitativa y no discriminatoria y promover una ciudadanía crítica".

La presentación ha contado con la presencia de Francisco Gutiérrez, representante del Área de educación de AECID, quien abría la charla poniendo de manifiesto que "los esfuerzos de la cooperación internacional y española en relación al derecho a la educación, están pasando de garantizar el acceso a la escuela de todos y todas a ir más allá, centrándose en que la educación que se recibe sea de calidad".

El informe presenta tres estudios de caso de experiencias educativas del trabajo de Entreculturas en Venezuela, Colombia y España. El primero de ellos ha sido expuesto por Jesús Morales, docente de Fe y Alegría Venezuela quien, a través del Programa de Formación permanente de docentes que este centro lleva a cabo, dejaba constancia de la "importancia de la formación del profesorado como agentes de transformación".

La segunda experiencia de la mano de Nicolás Riveros, experto en Educación de Calidad del Colegio Fray Luis Amigó en Colombia, dejaba ver la importancia de que el centro educativo "sea consciente del contexto en el que se ubica, y adapte sus currículos a las necesidades de esa sociedad", que en el caso de este colegio era integrar a un alto porcentaje de personas con necesidades especiales en el ámbito educativo.

El último de los estudios, presentado por Irene Ortega, responsable de Educación de Entreculturas, recoge la experiencia educativa de dos colegios en España, el Colegio la Paz de Albacete y el Colegio Padre Piquer de Madrid. Ambos colegios tienen dos características comunes, ya que se encuentran situados en barrios en contextos de pobreza y de exclusión social y ambos, tienen una fuerte apuesta por instaurar modelos educativos innovadores en sus aulas.