18 de septiembre de 2012

Decoración creativa

Una forma de decoración linda y fácil que podemos hacer juntxs.
Necesitamos:

Un lienzo, del tamaño que más nos agrade. 
El linezo ha sido el soporte favorito desde el Renacimiento hasta nuestros días, por su facilidad para el transporte y almacenaje y óptima conservación. Los lienzos suelen exhibir un aspecto más mate que la pintura sobre tabla, aunque muchas veces esto se mitiga con la aplicación de barnices como acabado final. Las telas más utilizadas para pintar son el lino, la arpillera y el algodón. 

Pintura de dedos para cubrir el lienzo. 

Una hoja linda que habremos recogido de un paseo en el campo, por un parque, o de alguna planta de casa.

Pintura para cubrir el liendo y la hoja.

Una vez hemos pintado el lienzo, y después colocamos la hoja en la forma que más nos guste, y volvemos a cubrir todo con otro color. Una vez seca la segunda mano de pintura, debemos quitar la hoja y veremos el efecto conseguido.