13 de septiembre de 2011

Reflexión para iniciar el curso

El término 'estilo de aprendizaje' se refiere al hecho de que cuando queremos aprender algo cada uno de nosotros utiliza su propio método o conjunto de estrategias. Aunque las estrategias concretas que utilizamos varían según lo que queramos aprender, cada uno de nosotros tiende a desarrollar unas preferencias globales. Esas preferencias o tendencias a utilizar más unas determinadas maneras de aprender que otras constituyen nuestro estilo de aprendizaje.

No todos aprendemos igual, ni a la misma velocidad. Parece una verdad de perogrullo,  sin embargo debido a la cosntante comparación en nuestro periodo escolar, tendemos a olvidarlo.

Pensemos por ejemplo en dos personas que comienzan a estudiar juntas algo nuevo para ambas, puede ser mecánica, danza o un idioma. Nos encontraremos al cabo de muy poco tiempo con que los conocimientos adquiridos por cada una de ellas difiere, pese al hecho de haber comenzado juntas y de haber recibido la misma información. Esto es debido a que cada persona aprende de un modo diferente, y ese modo proyecta luces y sombras sobre lo que se le enseña.

Esas diferencias en el aprendizaje pueden ser el resultado de muchos factores, y aquí es donde la teoría de los estilos de aprendizaje puede ayudarnos a entender las diferencias y también ayudarnos a trazar estrategias a la hora de enseñar una materia concreta. Pero recuerden,la realidad siempre es mucho más compleja que cualquier teoría.

Debemos considerar el aprendizaje como un proceso activo, donde quien aprende es el verdadero protagonista.

La forma en que elaboremos la información y la aprendamos variará en función del contexto, es decir, de lo que estemos tratando de aprender, de tal forma que nuestra manera de aprender puede variar significativamente de una materia a otra. Por lo tanto es importante no utilizar los estilos de aprendizaje como una herramienta para clasificar a las personas. Nuestra manera de aprender evoluciona y cambia constantemente, como nosotros mismos.


El aprendizaje parte siempre de la recepción de algún tipo de información. Al analizar como seleccionamos la información podemos distinguir entre aprendizajes visuales, auditivos y kinestésicos.

La información que seleccionamos la tenemos que organizar y relacionar. El modelo de los hemisferios cerebrales nos da información sobre las distintas maneras que tenemos de organizar la información que recibimos.

Una vez organizada esa información la utilizamos de una manera o de otra. La rueda del aprendizaje de Kolb distingue entre aprendizajes activos, teóricos, reflexivos y pragmáticos.

Naturalmente, esta separación en fases es ficticia, en la práctica esos tres procesos se confunden entre sí y están estrechamente relacionados. El hecho de que tendamos a seleccionar la información visual, por ejemplo, afecta a nuestra manera de organizar esa información. No podemos, por tanto, entender el estilo de aprendizaje de alguien si no le prestamos atención a todos los aspectos, pero haremos una media y nos quedaremos con las tendencias mayoritarias, con las estrategias más usadas.


Pero naturalmente, la existencia de una media estadística no impide las desviaciones, o dicho de otro modo, el que alguien pueda ser en general muy visual, holístico y reflexivo no impide, sin embargo, el que pueda utilizar estrategias auditivas en muchos casos y para tareas concretas.

Un ejemplo

              Cuando le presentan a alguien, ¿qué le es más fácil recordar después, la cara, el nombre, o la impresión que esa persona le produjo?

Las personas que se fijan más en lo que ven recuerdan las caras, pero a veces tienden a olvidarse de los nombres, por el contrario las personas que se fijan en lo que oyen suelen aprenderse antes los nombres que las caras.

El que nos fijemos más en un tipo de información que en otra parece estar directamente relacionado con la forma en la que recordamos después esa información. Aunque las investigaciones sobre la memoria no han hecho más que empezar parece bastante claro que nuestro cerebro no funciona como un ordenador, pues nos devuelve la información distorsionada.

Tenemos tres grandes sistemas para representar mentalmente la información,

Visual, cuando recordamos imágenes abstractas (como letras y números) y vemos las situaciones concretas.
Cuando pensamos en imágenes (por ejemplo, cuando 'vemos' en nuestra mente la página del libro de texto con la información que necesitamos) podemos traer a la mente mucha información a la vez, por eso la gente que utiliza el sistema de representación visual tiene más facilidad para absorber grandes cantidades de información con rapidez. Visualizar nos ayuda además, a establecer relaciones entre distintas ideas y conceptos. La capacidad de abstracción está directamente relacionada con la capacidad de visualizar. También la capacidad de planificar.

Auditivo, nos permite oír en nuestra mente voces, sonidos, música. Cuando recordamos una melodía o una conversación, o cuando reconocemos la voz de la persona que nos habla por teléfono estamos utilizando el sistema de representación auditivo.
Quien utiliza este sistema obtiene recuerdos secuenciados, necesita escuchar su grabación mental paso a paso. Es lo que usualmente llamamos "aprender de memoria" pues si olvidamos una palabra, no sabemos seguir.
El sistema auditivo no permite relacionar conceptos o elaborar conceptos abstractos con la misma facilidad que el sistema visual y no es tan rápido. Es, sin embargo, fundamental en el aprendizaje de los idiomas, y naturalmente, de la música.

Las personas que se han inclinado por este estilo de aprendizaje y el por qué de usar uno u otro esta por descubrir) aprenden mejor cuando reciben las explicaciones oralmente y cuando pueden hablar y explicar esa información a otra persona

Kinestésico, cuando recordamos el sabor de nuestra comida favorita, o lo que sentimos al escuchar una canción.Usamos este estilo cuando procesamos la información asociándola a nuestras sensaciones y movimientos, a nuestro cuerpo. Un buen ejemplo es escribir a máquina. La gente que escribe bien a máquina no necesita mirar donde está cada letra, de hecho si se les pregunta dónde está una letra puede resultarles difícil contestar, sin embargo sus dedos saben lo que tienen que hacer. Si nuestro estilo es kinestésico, nuestro aprendizaje será más lento que con los dos anteriores, pero obtendremos un aprendizaje a largo plazo. Una vez que sabemos algo con nuestro cuerpo, que lo hemos aprendido con la memoria muscular,es muy difícil que se nos olvide.

A veces escuchamos decir de alguien que es "lento" es importante entender que esa lentitud no tiene nada que ver con la falta de inteligencia, sino con una manera de aprender. Además, quien aprende a traves de su cuerpo necesita moverse, levantarse, pasear, balancearse

La mayoría de las personas utilizamos los sistemas de representación de forma desigual, potenciando unos e infra-utilizando otros. Y es importante saber que sistema esta utilizando la persona a la que deseamos "enseñar" algo, para usar el canal adecuado.

Una persona acostumbrada a IGNORAR la información que recibe por un canal determinado no aprenderá lo que le llegué por "ese" canal, no porque no le interese, sino porque no está acostumbrada a prestarle atención a esa fuente de información.

Los sistemas de representación no son neutros. Cada sistema de representación tiene sus propias características y reglas de funcionamiento, y es una buena estrategia para según que uso.


Acá tienen un test para conocerse mejor.

Eliga la opción a), b) o c) que se acerque más a su realidad

1.- entiende mejor cuando ...

a) escucha

b) lee

c) en ambos casos se aburres y desconecta.


2.- Se distraes con:

a) los ruidos

b) el movimiento

c) las explicaciones demasiado largas.

3.- Cuando le dan instrucciones:

a) se pone en movimiento antes de que acaben explicar lo que hay que hacer.

b) le cuesta recordar las instrucciones orales, pero no hay problema si las tiene por escrito

c) recuerdas con facilidad las palabras exactas de lo que le dijeron.

4.- Para aprender algo de memoria:

a) memoriza lo que ve y recuerda la imagen (por ejemplo, la página de un libro)

b) memoriza mejor si repite rítmicamente y recuerda paso a paso

c) memoriza a base de pasear y mirar y recuerda una idea general mejor que los detalles


5.- Lo que más le gusta es:

a) el dialogo

b) hacer cosas.

c) leer y ver fotos, diagramas, vídeos, etc.

6.- Marque las dos frases con las que se identifiques más:

a) Cuando escucha una explicación le gusta hacer garabatos en un papel.

b) Es visceral e intuitivo, muchas veces le gusta/disgusta la gente sin saber bien porqué.

c) Le gusta tocar las cosas y acercarse mucho a la gente para hablar.

d) Sus cuadernos y libretas están ordenados y bien presentados, le molestan los tachones y las correcciones.

e) Prefiere los chistes a los cómics.

f) Suele hablar consigo mismo mientras hace algún trabajo.

Respuestas:

1.- a) auditivo   2.- a) auditivo     3.- a) kinestésico    4.- a) visual

     b) visual           b) visual             b) visual                  b) auditivo

     c) kinestésico   c) kinestésico     c) auditivo               c) kinestésico

5.- a) auditivo           6.- a) visual            d) visual;
     b) kinestésico           b) kinestésico    e) auditivo;
     c) visual                   c) kinestésico    f ) auditivo.