21 de abril de 2010

Siete hábitos de los buenos padres y de los padres brillantes

Os traigo un resumen del post de Merche del fantástico blog Mi mami es logopeda, debeis pinchar aquí para leer la entrada completa en su blog, espero que os guste.



-----------------------------------------------------------------
Extracto del libro "Padres brillantes, maestros fascinantes" de Augusto Cury.(algunas expresiones están adaptadas por mi, intentando hacer que la idea quede un poco más clara).

-----------------------------------------------------------------

Los niños no necesitan padres gigantescos, sino seres humanos que hablen su lenguaje y que sean capaces de penetrar en sus corazones.


1.- LOS BUENOS PADRES DAN REGALOS, LOS PADRES BRILLANTES DAN SU PROPIO SER.

Este hábito de los padres brillantes contribuye a desarrollar en sus hijos la autoestima, protección emocional, capacidad para manejar pérdidas y frustraciones, filtrar estímulos estresantes, dialogar y escuchar.

2.- LOS BUENOS PADRES ALIMENTAN EL CUERPO, LOS PADRES BRILLANTES ALIMENTAN LA PERSONALIDAD.


Este hábito de los padres brillantes contribuye a desenvolver reflexión, libertad controlada, valor, optimismo, superación del medio, prevención de conflictos. Los buenos padres cuidan de la alimentación física de sus hijos, los estimulan a tener una buena dieta, con alimentos sanos, tiernos y frescos. Los padres brillantes van más allá, saben que la personalidad necesita excelente nutrición psíquica, se preocupan por los alimentos que enriquecen la inteligencia y las emociones

...

3.- LOS BUENOS PADRES CORRIGEN LOS ERRORES, LOS PADRES BRILLANTES ENSEÑAN A PENSAR.

Este hábito de los padres brillantes contribuye a desarrollar la conciencia crítica, pensar antes de reaccionar, fidelidad, honestidad, capacidad de averiguar y responsabilidad social.Entre corregir errores y enseñar a pensar, existen más misterios de lo que imagina nuestra psicología. Haga que sus hijos reflexionen. No sea un experto en criticar una conducta inadecuada, sino más bien en hacer que sus hijos reflexionen. El regaño y la reprimenda, definitivamente, no funcionan, solo causan fricciones en la relación.

...

4.- LOS BUENOS PADRES PREPARAN A SUS HIJOS PARA LOS APLAUSOS, LOS PADRES BRILLANTES LOS PREPARAN PARA ENFRENTAR LOS FRACASOS.

Este hábito de los padres brillantes contribuye a desarrollar motivación, osadía, paciencia, determinación, capacidad de superación, creatividad y aprovechar oportunidades. Los buenos padres educan la inteligencia lógica de los hijos, los padres brillantes educan sus sensibilidades.

...

5.- LOS BUENOS PADRES HABLAN, LOS PADRES BRILLANTES DIALOGAN COMO AMIGOS.

Este hábito de los padres brillantes contribuye a desenvolver solidaridad, compañeriDebemos cosmo, placer de vivir, inteligencia interpersonal. Entre conversar y dialogar hay una gran diferencia. Hablar es expresar el mundo que nos rodea; dialogar se refiere a expresar el mundo que somos. Dialogar es contar experiencias, es compartir secretos de lo que esta oculto en el corazón, es penetrar mas allá de las cortinas de la conducta y es desarrollar la inteligencia interpersonal (Gardner, 1995).

...

6.- LOS BUENOS PADRES DAN INFORMACIÓN, LOS PADRES BRILLANTES CUENTAN HISTORIAS.

Este hábito de los padres brillantes contribuye a desarrollar creatividad, inventiva, perspicacia, raciocinio esquemático, capacidad para encontrar soluciones en situaciones difíciles. Los buenos padres son una enciclopedia de información. Los padres brillantes son agradables contadores de historias, son creativos, perspicaces, capaces de extraer de las cosas más simples bellísimas lecciones de vida. Apenas tenga el hábito de dialogar, cuente historias, cautiven a sus hijos por su inteligencia y afectividad y no por autoridad, dinero o poder.

...

7.- LOS BUENOS PADRES DAN OPORTUNIDADES A SUS HIJOS, LOS PADRES BRILLANTES NUNCA SE RINDEN.

Este hábito de los padres brillantes contribuye a desarrollar aprecio por la vida, esperanza, perseverancia, motivación, determinación y capacidad de debatir, de superar obstáculos y de vencer fracasos. Los buenos padres son tolerantes con algunos errores de sus hijos. Los padres brillantes jamás desisten de ellos, aunque los decepcionen, cometan errores, no les agradezcan y pasen por los senderos de los trastornos emocionales.

...